Tú puedes con todo y más

Tú puedes con todo y más
Trocito de rock&roll
DROGAS,SEXO Y ROCK&ROLL

miércoles, 29 de febrero de 2012

No se puede tener todo.

 “Es de noche,hace calor,luna llena. He fumado ya más de treinta malboros, no puedo
dormir ,me lo impide la pena de estar viviendo al ritmo de la arena,..”

Entonces cerré bruscamente el diario de cuero marrón que me regaló mi madre el día de mi sexto cumpleaños,y me aproxime a la puerta ,que había sido golpeada instantes antes.
-¿Que quieres?-Le dije a Nicolás, mi hermano pequeño.
-Dice papá que apagues la luz,que es muy tarde.
-Vale,vale,dile que ahora.-Le respondí dándole largas y cerrando bruscamente la puerta.
Me precipité a abrir la ventana para hacer inexistente el humo del tabaco, seguidamente me tiré en la cama,subí el volumen de la música y trate de retomar lo que estaba escribiendo.
-Mierda,maldito enano,he perdido totalmente la inspiración.
Subí la música y me percaté de que la habitación ya estaba lo suficientemente ventilado como para que mi padre no notara el humo del tabaco,entonces me limité a cerrarla. En ese preciso momento él apareció y con una voz me hizo quitar la música. No he tenido un buen día, son las doce de la noche y ni pizca de sueño. Cogí los auriculares y puse el aleatorio en el móvil como de costumbre. Empezó a sonar “golfa”, de Extremoduro y sin darme cuenta ,me fui quedando dormida.

Soy Silvia, y según mi padre ,la persona más incomprensible y bipolar del planeta. Tengo diecisiete años. Luis,mi padre,es director de marketing y viaja tanto que apenas tiene tiempo para estar con mi hermano y conmigo. Mi hermano se llama Nicolás,tienes cinco años y es un enano insoportable. Es muy curioso y no deja de hacer preguntas,que a veces,es muy difícil contestar. Mi madre,...bueno,que decir,ya no está. Murió. Mañana hace cuatro años y no termino de hacerme a la idea. Fue en un accidente ,un día de camino a uno de mis concursos de baile. Llovía y a mi padre no le apetecía venir,nunca le ha gustado eso de tener que verme bailar. Entonces ella decidió llevarme en coche ,ya que no quería perdérselo, le entusiasmaba como me muevo. En un cruce,un loco pasó sin mirar y nos dio de pleno,el golpe más fuerte se lo llevo la puerta del conductor y por lo tanto mi madre. No fue una muerte inmediata,estuvo algo menos de un año muy grave hasta que al final, pues,bueno,pues eso,murió. Esto para mi padre fue un golpe muy duro y no puede evitar pensar en que ,alomejor ,si él hubiera ido a ese estúpido concurso nada de esto hubiera pasado,palabras textuales de mi padre,y siempre ha cargado con esa culpa. Me considero una persona bastante madura,pero a la vez muy desordenada. A pesar de mi caótica vida mis notas no bajan del notable. Sí,como he dicho al principio fumo,y bastante más de lo que debería .Sé que es perjudicial para mi salud,pero ahora mismo no tengo ni las ganas ni la fuerza de voluntad para dejarlo. Eso sí,mi padre no lo sabe, ni si quiera se plantea que yo fume,o eso creo. Hugo, mi novio,lleva a mi lado ya tres años. Fue un gran apoyo cuando lo de mi madre y lo ha seguido siendo hasta ahora. Rebecca ,lleva siendo mi mejor amiga ya más de quince años. No solo llevo yendo toda la vida con ella a clase,si no que también es mi vecina de arriba. Bueno,lo de que bailo esta bastante claro, y aunque fuera lo que llevo a mi madre hacia la muerte,no creo que pueda dejarlo. Es como mi vitamina. Bueno,después de todo esto creo que lo mejor será contaros todo con detalles,todo empezó hace doce años.

Mi madre tenía una obsesión,no era ni mala ni buena,solo era estúpida según mi punto de vista en ese tiempo. Pretendía que practicará un deporte,el que fuera,le daba igual. A mi en ese tiempo me apetecía tanto como una travesía por el desierto,pero la continua presión de mi madre al final consiguió que empezará aprobar distintos ejercicios. Probé con el baloncesto,cosa que no me entusiasmo demasiado;luego lo intenté con el tenis,al principio me entretenía pero después de varios meses acabó cansándome ;ya, desesperada,probé con el atletismo,pero tras varias competiciones deducí que no era lo mio. Decidí tirar la toalla,los deportes no eran mi fuerte,hasta que un día descubrí una cosa que me llamo seriamente la atención. Una amiga mía empezó a recibir clases de moderno, un estilo muy divertido y rápido .Rompía completamente con la idea de baile asociado al ballet que tenía yo .Me encantó. Por fin, por fin había encontrado esa actividad que llevaba tanto tiempo buscando sin ningún resultado. Me daba la sensación que todo el tiempo que no había bailado antes era tiempo perdido malgastado y lo que más me impresionaba era lo rápido que aprendía y mejoraba. Cada gala era más y más especial ,en cada una aprendía cosas nuevas,mejoraba facetas de mi estilo que tenían algún fallo,”Las manos fuertes y estiradas” ,“No se mira al suelo”,bueno,ese tipo de cosas que nos repetía mil veces nuestra profesora.

Tras el placer que me producía bailar,decidí probar más estilos y matricularme en contemporaneo. Es,a ver ,como decirlo,un paso intermedio entre el ballet y el funky ,no es tan serio y estricto como el ballet,pero tampoco era tan movido y rítmico como el funky. Era muy divertido,ya que me relajaba mucho. El primer año fue realmente fácil,ya que en las coreografías nos limitábamos a correr , andar y hacer giros,pero poco a poco nos fuimos formando y sin darnos cuenta llegamos a ser un gran grupo de contemporaneo. Hay empezaron a cambiar las cosas.

Eramos un grupo realmente bueno ,entonces decidimos empezar a participar en concursos,tanto de funky como de contemporaneo. No fueron pocos los concursos que ganábamos o quedamos en un puesto bueno. Esta fama nos duro varios años.

Llegó un momento en el que nos hicimos mayores,sin darnos cuenta. Eso significaba tener más responsabilidades lejos de bailar y jugar. Todas se fueron separando y aunque no dejaran el grupo de la academia,aunque siguieran yendo a las clases,nuestro grupo de competiciones desapareció entonces decidí seguir individualmente. Aún así era bastante buena, gané varios premios y hice varios casting que me llevaron a actuar como extra en numerosas películas.

El tres de noviembre de hace cuatro años me informaron en mi academia de baile de un concurso con valiosos premios que yo podría ganar sin problema. Este sería el trece de noviembre y a pesar de tener apenas diez días,preparé una coreografía impresionante,con la que dejaría a todos boquiabiertos.

Llego el día,era un día lluvioso y oscuro y yo estaba histérica. Me temblaban las piernas,increíble después de haber participado en tantos concursos,pero me daba la sensación de que ese iba a ser distinto,tenía un mal presentimiento. Estábamos comiendo cuando mi padre dijo que no quería venir y tras insistir mi madre me dijo que no me preocupara que ella me llevaba,que no se lo quería perder. Mi hermano también decidió venir,le encantaban mis concursos ya que decía que se sentía el hermano de una super estrella de la tele. Entonces llegando la hora y teniendo todo bien preparado,la ropa,el peinado,el maquillaje,la música,... nos montamos en el coche y tomamos rumbo a un pueblecito de aquí al lado,donde se celebraría el concurso. A medida que avanzábamos con el coche mi mal presentimiento aumentaba más y más hasta el punto en el que era insoportable. En ese momento estábamos parados en un semáforo y al ponerse en verde,mi madre arranco y ...lo próximo que recuerdo fue estar en el hospital. No me enteré de nada, quizás haya sido mejor,menos doloroso. Después de varias semanas de pruebas medicas y comida de hospital estábamos todos en perfectas condiciones,bueno todos menos mi madre. A la inversa que nosotros,no hacía más que empeorar. Esto me llevo a dejar el baile. Me daba la sensación de que todo había pasado por mi enfermiza manía de bailar ,bailar y bailar. A la vez mi padre se torturaba cargando con la culpa de que si él hubiera venido todo estaría perfecto.

Estuve toda la estancia de mi madre en el hospital sin bailar,no tenía fuerza. Cuando murió entre en una profunda depresión que me quito hasta las ganas de salir de casa. Un día,después de más de un año Rebeca consiguió sacarme a la calle, me convenció de que un café en el bar al que ibamos antes me vendría genial. En un bar,me encontré con Hugo, un chico muy atento que no olvido ni un solo día preguntarme por mi madre. Allí nos pusimos a hablar y poco a poco nos fuimos enamorando hasta que llegó el primer beso. Era un sensación muy rara, como que llenaba,aunque fuera un poquito el hueco que me dejo mi madre. Él,paso a paso y con mucha paciencia consiguió que volviera a bailar.

Desde entonces todo ha cambiado,no he olvidado a mi madre,nunca lo haré,pero desde que estoy con Hugo es como si ese hueco que tengo se llenase. Aún que sea un poco, ocupa ese vacío existencial que dejó mi madre. Es como si me hubiera devuelto la vida,el baile,la sonrisa.

Ha pasado ya mucho tiempo, muchas cosas,pero el recuerdo de mi madre sigue en mi cabeza, y aunque parezca que soy fuerte,aunque parezca que puedo con todo,no,no podría sin él. Siempre me ha gustado pensar que Hugo es un ángel que me ha mandado mi madre para volverme a ver sonreír desde allí donde este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

De algo estoy seguro.
No podrá quererla como la quería yo, no podrá adorarla de ese modo, no sabrá advertir hasta el menor de sus dulces movimientos, de aquellos gestos imperceptibles de su cara.
Es como si sólo a mí se me hubiera sido concedida la facultad de ver, de conocer el verdadero sabor de sus besos, el color real de sus ojos.
Nadie podrá ver nunca lo que yo he visto. Y él menos que ninguno.
Él , incapaz de amarle, incapaz de verle verdaderamente, de entenderla, de respetarla.
Él no se divertirá con esos tiernos caprichos.

Que no solo conozco su última pesadilla..

Que no solo conozco su última pesadilla..
Si no que también las mil anteriores.Y yo si que no tengo cojones de decirle que no a nada,porque tengo más deudas con su espalda de las que nadie tendrá jamás con la luna(Y mira que hay tontos enamorados en este mundo)
No,no digas nada. Yo hablaré.¿Me has echado de menos? Porque yo a ti mucho. Eres un verdadero tirano,¿sabes? Me cuesta estar enfadada contigo, pero esta te la guardo. No te hagas ilusiones. Me gustaría hablar pasando del juego por una vez. ¿Te gusta mi vestido? Se lo he birlado a mi hermana. Tenía este u otro ropo tipo bomba nuclear o algo así. Debí ponerme ese...lo sé. He debido pasarme más o menos tres horas frente al espejo,¡Pero ha merecido la pena,estoy guapa! Y espero gustarte, si no te meto un tortazo. ¡Espera! Por donde iba... El problema es que sime dijeras "me encantas" no podría creérmelo. Ya no se cuando es un juego y cuando es verdad. Estoy perdida. ¡Espera,espera! No he terminado. dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero. Me daría miedo que pensaras que es un juego. Sálvame, te lo suplico.

Show must go on.

Los días se convirtieron en semanas,las semanas en meses y entonces un día no precisamente especial cogí mi maquina de escribir ,me senté y escribí nuestra historia ,una historia sobre una época ,una historia sobre un lugar ,una historia sobre la gente,pero por encima de todo una historia sobre el amor,un amor que viviría para siempre.Fin.


Nadie lo entiende , es una locura,algo que brilla que dura y dura.

Nadie lo entiende , es una locura,algo que brilla que dura y dura.

She's the one.

I was her, she was me. We were one, we were free, and if there's somebody calling me on, she's the one. We were young, we were wrong. We were fine,all along. If there's somebody calling me on, she's the one. When you get to where you wanna go and you know the thing you wanna know. You're smiling. When you say what you wanna say and you know the way you wanna play,yeah. You're be so high. you're be flying.

Dale una patada al reloj,hoy no vas a ser de nadie.

Dale una patada al reloj,hoy no vas a ser de nadie.
tu rutina puede esperar,vamos a vivir del aire.

¿Cómo explicas algo que ni tú mismo entiendes?

Muchas historias de amor empiezan con un beso,la nuestra empezó antes de que nos conociéramos.

No sabia que la primavera durara un segundo.

No sabia que la primavera durara un segundo.
Les presento a mi abuelo bastardo, a mi esposa soltera. Al padrino que me apadrinó en la legión extranjera.

Tengo el tiempo entre los dientes para ti.

Tengo el tiempo entre los dientes para ti.
Si el mundo está del revés habrá que buscar cordura y una pizca de locura para saber quererte más